¿Cuánto cuesta?

¿Cuanto cuesta? ¿Que costo tiene por metro cuadrado?

Estas preguntas son comunes y esperadas, sin embargo la respuesta se basa en las condiciones de la superficie a ser trabajada.

Por ejemplo, si la superficie tiene una exposición directa o esporádica al sol será altamente recomendable el utilizar capas adicionales de protección a fin de evitar tonos amarillentos en el piso en el mediano plazo.

Otro factor a considerar al calcular el costo es el estado actual de la superficie, por ejemplo, en superficies de concreto nuevos, curados, sin daños ni recubrimientos el costo será menor que el de una superficie dañada o con algún recubrimiento previo.

El éxito de la aplicación depende en gran medida de la correcta preparación de la superficie. Este factor afecta directamente el costo de aplicación.

¿Vale la pena? Por supuesto!